Artículos

¿Debería contratar un traductor profesional o no profesional?

Los traductores profesionales llevan a cabo una gran variedad de servicios para individuos y para empresas. Estos servicios abarcan la traducción de documentos cortos, manuales de instrucción de uso y otro tipo de documentos. Los traductores profesionales pueden estar capacitados para realizar traducciones públicas o pueden estar capacitados para traducir documentos con contenido técnico. Sin embargo, la elección de contratar un traductor profesional por encima de uno no profesional puede que carece de capacitación y certificación depende en la importancia del documento a traducir.

Los documentos que comúnmente requieren los servicios de un traductor español-inglés o de un traductor inglés-español incluyen libretas de matrimonio, partidas de nacimiento, documentación legal para presentar en tribunales y documentos técnicos. Una empresa como Austri Solutions provee estos servicios así como también interpretaciones consecutivas y simultáneas.

Existen también traductores e intérpretes no profesionales que uno puede contactar por internet, aunque hay varios factores a tener en cuenta antes de optar por contratar un traductor profesional o no profesional.

Importancia del documento

Si la traducción es simple, como un mensaje o una carta de menor importancia que no implica una consecuencia seria si no se interpreta correctamente entonces podría no ser necesario contratar una empresa profesional. Sin embargo, si el documento involucra cualquier cuestión legal, como una partida de nacimiento o libreta de casamiento, o si el documento contiene información técnica que se debe transmitir adecuadamente entonces la única opción real es contratar un traductor profesional.

Validez legal

En la mayoría de los países es obligatorio que los documentos de carácter público sean traducidos por traductores públicos. Contratar un individuo que no se encuentra debidamente certificado o que no puede realizar una traducción pública para este tipo de documentos resulta en una pérdida de dinero y habrá que realizar el trabajo nuevamente. Contratar una empresa profesional que opera con controles de calidad y cuenta con traductores certificados economiza tiempo y dinero.

Interpretación consecutiva y simultánea

Todos hemos visto películas en las que un intérprete traduce información de manera incorrecta intencionalmente – lo cual deja perplejos a los personajes, desconcertados o incluso enojados. Esto puede suceder en la vida real al contratar intérpretes pobremente entrenados. Arriesgarse con respecto a esto puede generar consecuencias negativas profesional o personalmente. En términos de negocios es fácil imaginar el desastre que podría ocasionar en una reunión de negocios en la que hay millones en juego.

Si se trata de un documento legal o si la comunicación es de vital importancia, es necesario contratar a un traductor o un intérprete profesional.